jueves, 27 de noviembre de 2014

Review de The Originals 2x08: The Brothers That Care Forgot

Primera review de Originals y ¡qué capítulo para estrenarme! La temporada empezó floja, hay que reconocerlo, pero en estas últimas semanas ha ido subiendo el listón muy pero que muy bien. El capítulo de este lunes ha sido de los que más me han gustado hasta la fecha.

¡Ojo! ¡A partir de aquí spoilers!




El capítulo de esta semana empieza mostrándonos a Rebekah (yes! Rebekah is back!) columpiando a Hope en el parque, lo que nos hace saber que el capítulo girará en torno a ellas, ¡qué bonito! Y qué ganas tenía de que volviese ^^


De vuelta en New Orleans, la semana pasada dejamos a  Klaus y Elijah con unos colgados, literalmente, Finn y Kol y a juzgar por la expresión y las palabras de Klaus todos esperábamos cierto grado de tortura para ellos, pues no ha sido así. Elijah, extraño  en él, opta por desmembrarlos poco a poco hasta que les den la información que quieren pero en esta ocasión Klaus ha tirado por la vía de la comunicación y es que nuestro híbrido favorito es un gran estratega y sabe perfectamente que no podrá derrotar a Esther él solo, por lo que intenta convencer a Finn y Kol para que se unan a él y Elijah en ese cometido.


Mientras Klaus intenta convencer a sus hermanos de que Esther está loca y todo lo que les ha pasado ha sido culpa de ella (cosa con la que estoy de acuerdo) Finn pregunta por Rebekah,, asegurándole a Klaus que Esther lleva buscándola desde que volvió, en ese momento Elijah pierde los nervios y muerde a Finn y es mientras que Klaus intenta calmarle que Rebekah llama informándole de que se dispone a huir con Hope porque Esther la ha encontrado,  así que Klaus le pide a Elijah que vaya a reunirse con ellas y las mantenga a salvo mientras él se encarga de sus hermanos.


Mientras tanto Hayley también está intentando ayudar a derrotar a Esther, a su manera, hablando con Jackson para que convenza a los lobos de que vuelvan a ser una manada y no reciban órdenes de Esther, pero claro, la bruja les dio anillos que evitaban su transformación cada luna llena y, por tanto, el dolor, ¿por qué iban a abandonar eso? Parece que no hay solución hasta que Jackson le cuenta a Hayley una vieja historia de la manada, el mito de la unión. Según esto, cuando dos alfas se unen en matrimonio, se combinan sus poderes particulares, que durante la ceremonia se extienden de forma mística hacia el resto de la manada presente, y los hace a todos más fuertes. Entonces Hayley piensa “yo soy una alfa y tengo algo que nadie más tiene, soy un híbrido, puedo cambiar cuando quiera y sin sufrir. Si llevo a cabo este ritual con Jackson, que también es un alfa, y funciona, podríamos extender esto a todos los miembros de la manada y ya no necesitarían los anillos de Esther.”


Mientras tanto Klaus sigue con su plan de convencer a sus hermanos de que se unan a él contra Esther. Ha dejado que Marcel se encargue de Kol y él se dedica a Finn. Este le cuenta por qué hace Esther lo que hace, que hizo un trato con Dahlia, su hermana (bruja también) para que la convirtiera en fértil ya que no podía tener hijos pero que el trato requería el sacrificio del primogénito, por eso fingió la muerte de su hija Freya, y es más, que el trato exige el sacrificio del primogénito de cada generación, sino Dahlia volverá y los destruirá a todos. He ahí el porqué de querer matar a Hope.


 Yo creo que Klaus ya tenía suficiente asimilando lo que Finn acababa de contarle, intentando que sus hermanos se uniesen a él y temiendo por Hope pero los guionistas no debían pensar como yo porque por si no tenía suficiente Davina llegó a la casa más que dispuesta a pelear. Contra Klaus, no con él. Las cosas deberían haber salido como siempre (Klaus ganándola) sino fuera porque esta vez la pequeña bruja llevaba un as escondido bajo la manga, había envenenado su propia sangre, de modo que cuando Klaus la mordió cayó fulminado. A ver, que muerto no estaba pero iba a dormir un buen rato. 

Y si no lo hizo fue por Cami (la aburrida, sosa, e incomprensiblemente atrayente para todos, camarera) porque la rubia llegó pidiendo ayuda y Davina despertó a Klaus por ella. ¿Recordáis que Esther había empezado a hacerle algo en el capítulo anterior? Teníamos la esperanza de que estuviera intentando matarla, de que lo hubiera hecho en realidad, pero no, según les explica Kol (que ha sido listo y ha decidido unirse a Klaus en la lucha) viendo las marcas que Cami tiene en la espalda, lo que Esther le hizo a Cami fue prepararla para un ritual de cambio de cuerpo. En un principio todos creen que es para que la propia Esther pueda cambiar pero no, resulta que lo estaba preparando para Rebekah. ¡Rebekah! No quiero ser mala con la actriz que interpreta a Cami pero…¿os la imagináis de Rebekah? Porque yo no. Opino que Claire Holt lo hace de maravilla y cualquier otra no me gustaría, lo sé.



Y hablando de Rebekah, ¿qué habrá pasado con ella, Hope y Elijah? Pues algo muy diferente a lo que me esperaba. Rebekah quedó con Elijah en un típíco dinner, apuesto que de carretera, para verse. Al principio es todo como una se lo imaginaba, Rebekah llega con Hope, Elijah y ella se abrazan afectuosamente, Elijah coge a Hope y la mira encantado y tienen una pequeña charla sobre lo bonito y humano que es criar a Hope. Hasta aquí es todo de ¡qué bonito! 

Entonces Elijah le cuenta a Rebekah las intenciones de Esther, lo de volverles humanos a todos, cosa que la pequeña MIkaelson no parece considerar ni por un segundo, a pesar de que siempre ha querido volver a serlo. Y es en ese momento cuando Rebekah nota que algo va mal ya que se fija en que Elijah tiene una mancha de sangre en el puño de la camisa. ¿Qué por qué eso significa algo malo? Porque estamos hablando de Elijah y su traje, siempre impoluto y perfecto. Él no deja rastro, ¿recordáis? Bueno pues esta vez sí, que Rebekah se levanta pretendiendo tener que cambiarle el pañal a Hope y se encuentra un rastro de sangre por el pasillo y una docena de cuerpos desangrados apilados en la cocina y su reacción es romperle el cuello a Elijah y llamar a Klaus porque sabe que lo que Elijah  ha hecho la habrá vuelto a poner en el radar de Esther. 


¿Qué hace Klaus entonces? Decidir ir al encuentro de su hermana y su hija, si alguien va a protegerlas y no fallar en el intento ese es él. Es que de repente Klaus se  ha convertido, por acción, en el cabeza de familia. Siempre lo fue sí pero más bien por el miedo que les inspiraba a sus hermanos, comprensible teniendo en cuenta que podía clavarles una daga y encerrarlos en un ataúd durante siglos (modus operandi que no ha variado tanto ya que a Finn no le clava daga, que es humano y lo mataría, pero si lo encierra vivo en el ataúd, eso sí, con agujeros para que respire jajaja) pero ahora Klaus es el jefe por respeto, no por miedo. Klaus va a salvar a su hermana y a su hija, Klaus va a ocuparse del problema de su hermano mayor, Klaus ha conseguido que su hermano Kol vuelva con ellos tan sólo reconociéndole que nunca le hizo demasiado caso y prometiéndole que va a compensarle, Klaus va a encargarse de acabar con Esther para que su familia pueda seguir viviendo tranquila y juntos. O no tan juntos porque Klaus aún no lo sabe pero Hayley ha decidido unirse a Jackson para llevar a cabo el ritual que liberará a su manada. Pero eso es algo que ya tratarán, ahora es el momento de salvar a Hope. 



Es que Klaus ha descubierto un mundo nuevo con Hope. Ahora hay algo que le importa más que ninguna otra cosa en el mundo y es que Hope esté a salvo. No dejará que nunca nadie, amigo o enemigo, le haga el más mínimo daño a su little girl.



Hasta aquí mi review de Originals, espero que os haya gustado. ¡Gracias por leerla!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!