lunes, 1 de diciembre de 2014

Hoy os recomiendo....Outlander

Hoy vengo a escribir sobre la última serie que he visto, en plan enganche además. Vi el piloto hará cosa de dos semanas y aunque me gustó la verdad es que me olvidé de ella, hasta este fin de semana pasado. Como ya sabéis la semana pasada apenas hubo series en emisión, tuvimos ese mini parón en muchas de ellas por ser Acción de Gracias y llegado el viernes me preguntaba ¿qué puedo ver este fin de semana? Así que eché mano de mi disco duro y busqué entre la carpeta de series algo que me llamase la atención, tenía algunas empezadas pero no apetecía continuarlas, entonces me acordé de esa serie cuyo piloto había visto ya -y que tenía un protagonista la mar de guapo todo hay que decirlo- y me propuse verla. La serie de la que os hablo hoy es Outlander.

¡Ojo! ¡A partir de aquí puede haber spoilers!



La serie está basada en una serie de novelas de Diana Gabaldón (La Forastera) y cuenta la más que particular historia de Claire Beauchamp. 

Empiezan situándonos en 1945, al final de la segunda Guerra Mundial para presentarnos a Claireuna enfermera militar que vuelve a casa con su marido, Frank Randall, historiador. Claire y Frank emprenden un viaje romántico a Escocia donde Claire es misteriosa y mágicamente transportada a través del tiempo a 1743. 





Allí Claire es salvada por los guerreros del Clan Mackenzie y llevada con ellos, a la fuerza todo hay que decirlo, al Castillo de Leoch. Claire entiende que ha viajado a otra época y aunque hace todo lo posible por intentar volver al siglo XX, el Jefe del Clan la retiene por sus cualidades como sanadora. Una enfermera del siglo XX...imaginad lo milagrosa que les parecía jajajajaja.


Bueno hasta aquí lo que viene siendo el argumento de la serie, ahora, ¿qué tiene esta serie que a mi me haya enganchado? Pues...por una parte preferencias personales, siempre me ha gustado mucho Escocia, el paisaje, su historia, los clanes...todo. Por otro lado me gustan las series históricas, bien ambientadas, pero desde luego el punto que faltaba para decidirme a verla fue su protagonista masculino. 




Jamie. Un joven guerrero escocés del Clan MacKenzie, guapo -atreveos a decir que no, que es un disfrute para la vista el muchacho- romántico, caballeroso y valiente. Vamos el prototipo ideal de toda novela romántica, ¿o no? ¡Ay si existieran más hombres como él! O alguno, porque está por comprobar que estos especímenes sean reales. En fin, que el chico lo tiene todo y si una tiene dudas de ver la serie (que cada capítulo dura una hora, hora y algo más) pues saber que él va estar por ahí como que te da el empujón para ponerte a ello.

Eso y que, como buenas novelas románticas que son los libros, tenemos romance a la vista entre Claire y Jamie y es que tanto tiempo juntos y siendo él tan adorable ¿cómo no iba a haberlo? Aunque la cosa no empieza por voluntad propia precisamente ya que les obligan a casarse pero vamos que una vez juntos ya difícilmente se separan. 




Y tú te preguntas, oye Claire ¿y tu marido? Tu otro marido porque claro, ahora la chica se nos ha vuelto bígama. Su otro marido está en la misma Escocia buscándola, 200 años más tarde, y eso a una estando allí - y con Jamie - pues como que se le olvida y yo no quiero decir nada pero las cosas como son, si comparamos a Jamie y Frank este sale perdiendo, ¿o no?




Ojo, que no toda la serie es Jamie eh, que la trama está muy bien. Nos mete en la causa jacobina, la cultura de la época, las costumbres escocesas, ¡si hasta hablan gaélico! Así que si os gusta algo de esto os animo a verla :)

¡Gracias por leerme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!